Menú Principal

Prefacio

En el año 1982, con la promulgación de la Ley General de Servicios Eléctricos (LGSE), Chile crea las bases de un sistema eléctrico de carácter competitivo, pionero a nivel internacional. El marco reglamentario asociado fue perfeccionado a través de los años, manteniendo su definición original de un sistema operado a mínimo costo global, aunque la interpretación de este principio fue evolucionando en el tiempo. Este marco se mantuvo relativamente estable hasta el año 2004, cuando a través de un cambio a la LGSE, oficializado mediante la Ley 19.940, se modifica un conjunto de aspectos del mercado eléctrico que afectan a todos los medios de generación y otros aplicables exclusivamente a las Energías Renovables No Convencionales (ERNC), mejorando sus condiciones de acceso al mercado, entregando el derecho de evacuación de energía a través de las redes de distribuciones, otorgando exenciones de peajes de transmisión a proyectos ERNC de menor escala, entre otros cambios destacables.

Posteriormente, en al año 2008, entró en vigencia la Ley 20.257, que establece la obligación para las empresas eléctricas que efectúan ventas a clientes finales de proveer un porcentaje de la energía comercializada a través de proyectos ERNC, generando un cambio fundamental en el mercado eléctrico nacional.

Cambios aún más profundos son los que ha experimentado el mercado eléctrico en los últimos años, con la regulación y perfeccionamiento de nuevos mercados como el de la generación distribuida de hasta 9 MW (Decreto Supremo N°244, año 2005/2006 y Decreto N°101, año 2015), la generación distribuida residencial y comercial (Ley 20.571, año 2012/2014, modificada en el 2018 con la Ley 21.118), el perfeccionamiento del sistema de licitaciones de bloques de energía de clientes regulados (Ley 20.805, año 2015), la reforma estructural a la planificación, expansión y remuneración de los sistemas de transmisión y la creación de un coordinador único e independiente del sistema eléctrico (Ley 20.936, año 2016). Mediante esta última ley se consolidan los esfuerzos emprendidos por el Estado de Chile para remoción de barreras a la incorporación de las ERNC a la matriz de generación eléctrica nacional, como una forma de aportar a los objetivos de eficiencia económica, seguridad de suministro y sustentabilidad ambiental que rigen la política energética chilena.

Todas estas modificaciones al sistema y mercado eléctrico nacional se han traducido en señales de precio y modelos de negocio que son captados rápidamente por los diferentes tomadores de decisiones en el mercado eléctrico. Estas señales también son percibidas por potenciales inversionistas de proyectos ERNC, tanto aquellos actualmente presentes en el mercado eléctrico nacional como otros potenciales nuevos inversionistas. Lo anterior se ha traducido en un desarrollo explosivo de proyectos ERNC en los sistemas eléctricos nacionales durante los últimos 5 años, alzando a Chile como un líder sudamericano en el desarrollo de proyectos de este tipo de tecnologías.

El presente documento tiene como propósito contribuir a este proceso de transformación, entregando un análisis de los aspectos más relevantes para el desarrollo de proyectos ERNC desde la visión de un inversionista o desarrollador de proyectos, tanto extranjero como nacional, que no necesariamente posee un conocimiento detallado del mercado eléctrico chileno. El foco del análisis está en el proceso de integración y operación en el mercado de las ERNC, sin profundizar en aspectos de evaluación del potencial de los recursos naturales, selección de tecnologías y esquemas de financiamiento. La publicación busca servir como base conceptual y guía para inversionistas, desarrolladores de proyectos y otros interesados.