Menú Principal

2.5 Sistemas de almacenamiento

La nueva Ley 20.936 de 2016 agrega por primera vez en la legislación chilena aspectos referentes al almacenamiento de energía, definiendo los sistemas de almacenamiento e integrándolo como parte del sistema de potencia. La definición que se presenta en la Ley Eléctrica chilena vigente respecto de los sistemas de almacenamiento es la siguiente:

“Equipamiento tecnológico capaz de retirar energía desde el sistema eléctrico, transformarla en otro tipo de energía (química, potencial, térmica, entre otras) y almacenarla con el objetivo de, mediante una transformación inversa, inyectarla nuevamente al sistema eléctrico, contribuyendo con la seguridad, suficiencia o eficiencia económica del sistema”.

La Ley especifica además, que los retiros efectuados en el proceso de almacenamiento no estarán sujetos a los cargos asociados a los clientes finales.

Un primer reglamento sobre almacenamiento ya se encuentra públicamente disponible y corresponde al de centrales de bombeo sin variabilidad hidrológica [25]. En este reglamento se detallan las normas aplicables a los retiros de energía eléctrica por parte de estas centrales, el procedimiento para informar la programación de la operación y también el tratamiento de la potencia de suficiencia reconocida a este tipo de centrales. En este aspecto, la regulación actual establece que los retiros de energía efectuados por una Central de Bombeo no se considerarán para el pago correspondiente a clientes finales por uso de los sistemas de transmisión [26]. Sin embargo, sí deberán efectuar pagos por uso de dichos sistemas de transmisión por sus inyecciones en modo de generación.

Cabe mencionar que se encuentra en elaboración el reglamento de la coordinación y operación del sistema eléctrico nacional, en el cual se establecen las disposiciones para integrar los sistemas de almacenamiento en la programación y operación del sistema. Específicamente, establece las obligaciones del coordinador para operar los retiros y las inyecciones de energía de estos sistemas, y define su participación en el sistema de arbitraje de precios de energía. También, establece la metodología para considerar estos sistemas dentro de la programación de operación, además de cómo determinar los costos variables y la ventana de valorización del sistema de almacenamiento.