Menú Principal

2.1 Sistemas eléctricos

En la industria eléctrica nacional participan empresas privadas tanto en el sector de generación como de transmisión y distribución. En la generación, al igual como sucede en la mayoría de los sistemas a nivel internacional, el sector eléctrico chileno tiene un alto nivel de concentración de mercado. Es decir, pocas empresas tienen una participación importante y liderazgo en el sector generación. Sin embargo, los últimos cambios legales han sido especialmente relevantes para mitigar esta realidad. Los cambios regulatorios, descritos a lo largo de este libro y que se pueden encontrar cronológicamente ordenados en el Anexo 1, están permitiendo derribar una serie de barreras de entrada al sector generación, sobre todo para la generación renovable no convencional. Con ello, nuevas empresas han podido entrar al mercado y formar parte del sistema eléctrico nacional, ampliando la oferta, aumentando la competencia y reduciendo los precios del suministro.

Un sistema eléctrico es el conjunto de instalaciones de centrales eléctricas generadoras, líneas de transporte, subestaciones eléctricas y líneas de distribución, interconectadas entre sí, que permite generar, transportar y distribuir energía eléctrica [1]. En Chile, estos sistemas interconectados se clasifican según su tamaño, por lo tanto, un sistema interconectado será clasificado como Sistema Eléctrico Nacional si tiene una capacidad instalada de generación igual o superior a 200 MW [2]. Los sistemas medianos tienen una capacidad instalada superior a 1,5 MW e inferior a 200 MW [3] y los pequeños, una capacidad instalada igual o inferior a 1,5 MW. Los principales sistemas eléctricos chilenos son los siguientes: el Sistema Eléctrico Nacional (SEN), el Sistema Eléctrico de Aysén y el Sistema Eléctrico de Magallanes. Estos sistemas se describen brevemente a continuación:

  • El Sistema Eléctrico Nacional (SEN): es el sistema nacional que abastece la zona norte y centro del país, desde Arica por el norte hasta la localidad de Quellón por el sur. Este sistema se conformó por la interconexión de dos sistemas realizada en noviembre de 2017:  el Sistema Interconectado del Norte Grande (SING) y el Sistema Interconectado Central (SIC). El SEN constituye el 99.3% de la capacidad total instalada del país.
  • El Sistema Eléctrico de Aysén (SEA): en la práctica corresponde a cinco sub sistemas medianos ubicados en la zona sur del país: Palena, Hornopirén, Carrera, Cochamó y Aysén. Su capacidad conjunta corresponde a sólo 0,3% de la capacidad instalada nacional.
  • El Sistema Eléctrico de Magallanes (SEM): corresponde a cuatro subsistemas medianos: Punta Arenas, Puerto Natales, Porvenir y Puerto Williams, que abastecen a las ciudades del mismo nombre. Se localiza en el extremo más austral del país. Su capacidad instalada conjunta corresponde al 0,5% de la capacidad instalada nacional.

Si bien el enfoque de este libro se centra en el Sistema Eléctrico Nacional, cabe mencionar que en los sistemas de menor escala, como los sistemas medianos de Aysén y Magallanes, la estructura de tarifas se basa en la determinación de costos medios por cada segmento (generación, transmisión, distribución) y el suministro se realiza principalmente mediante un monopolio regulado, por lo que las oportunidades para proyectos ERNC son fundamentalmente distintas a las presentadas en este libro.